miércoles, septiembre 14, 2011

Ropa interior...

Desde que regresé de vacaciones, muchas personas en mi trabajo me comentan que no tengo la chispa de siempre, que estoy seria o que estoy triste. A veces le echo la culpa al tratamiento para el quiste que me revoluciona las hormonas, a veces la culpable es la concentración, otras el exceso de trabajo y otras se las carga el cambio de horario de intensiva a horario extendido… Supongo que la verdadera culpable es una mezcla de todas o igual ni yo lo sé o es el cansancio o la sensación de tiempo perdido entre esas paredes estupendas cuando lo que me apetecería realmente es estar en otro sitio.

El retorno al trabajo no solo me ha borrado la chispa, también me ha traído una sorpresa: un nuevo profesor de inglés, escocés para más señas. Eso no quiere decir que no vaya a echar de menos al irlandés que me daba las clases antes, ni mucho menos. Pero que me haga un origami estupendo en forma de cubo para que jugáramos a las serpientes y escaleras, lleve el mismo reloj que yo en la mano derecha también, que use los mismos rotuladores de colorines que yo entregaba a mis compañeros según el color del día que yo creía que tenían, que me haga tocarle el cuello para sentir la vibración del THE correctamente pronunciado, que me descubra que la frase I’m loving it es totalmente incorrecta gramaticalmente hablando es muy fuerte y acabamos hablando de terroristas.

Al salir y comentar estas cosas, me comenta B. Claro, Jairaki, pero no te das cuenta que es igual de friki que tú. Pues mira mañana de friki a friki le preguntaré si es verdad que no llevan nada debajo de las faldas. Supongo que la sorpresa en su cara no tendrá ni punto de comparación con la que pusieron en la oficina, cuando irrumpí en la cocina mientras mis compañeras comían para preguntar: “¿Alguien tiene un dado? Joder, no, claro que no“, me respondí a mi misma en voz alta, saliendo en cámara lenta de allí viendo como sus bocas se quedaban totalmente abiertas. Creo que se están empezando a preocupar por mi salud mental. Nada, mañana me pondré a escribir con el ordenador apagado para sembrar el pánico y mejor dejo para otra ocasión la pregunta de las faldas y la ropa interior.


6 comentarios:

  1. quizas hayas perdido la chispa laboral, pero no la bloguera...me rei mucho con el post y con el friki...espero ansiosa la respuesta del escoces a la famosa pregunta...y no es facil encontrar un friki igual de friki que una ;)

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo que no :) Ni le pregunté y no ha hecho falta. Hablando del sol y tal... pues no va el tío y me enseña los calzoncillos y parte de la cadera para que viera lo blanco que era!!! Los gaiteros escoceses no sé, pero los profesores escoceses... llevan calzoncillos. Doy fe y ojo que sólo es el segundo día de clase! Al loro el lunes!

    ResponderEliminar
  3. La falta de chispa en el trabajo es normal, lo preocupante seria que siempre se tuviese... eso querria decir que solo vivimos para el trabajo. Pero, en eso coincido plenamente con Arwen y no lo suelo hacer, tu chispa en la escritura sigue viva, y la musica perfecta. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaja asi que este escoces no es un escoces de pura cepa!!! sera curioso el dia a dia, espero que nos vayas contando.

    PD: patidifusa me quedo viendo a Buzz comentar!! por cierto, el tema no lo conocia, pero me gusto un monton, a la tarde lo puse en face y causo sensacion ;) ... muackis preciosidad

    ResponderEliminar
  5. Yo le preguntaría de todas maneras, no tiene gracia no llevar calzoncillos debajo de los pantalones, lo genial sería no llevarlos debajo de las faldas!!!!
    Besicos

    ResponderEliminar
  6. lara norris5:38 p. m.

    tu dile tengo una hermana que te puede agarrar de los cojones y metertelos en la boca y luego darte una patada, te dará una voltereta que tu mismo te podrás ver el culo kiaaaaaa por eso la llaman lara lara norris :)

    ResponderEliminar

Cuéntate algo...