martes, febrero 14, 2012

Resortes del deseo...

Me explicaba un amigo que para disparar los resortes del deseo no era necesaria una escena explícitamente sexual. Un simple recorrido en metro de unas cuantas estaciones le ofrecía material más que suficiente. El cordón de una sandalia anudada al tobillo, el cuello de una camisa que rozaba el cuello, el lóbulo de una oreja… Tampoco era requisito imprescindible que la propietaria de la sandalia, la camisa o el pendiente fuera guapa. La mayoría de las veces abstraía esos detalles de la dueña. Sus técnicas autoamatorias daban para escribir un manual… Desde meter la mano en el congelador para que se le quedase medio dormida y no sentir que era suya, hasta pegarse su miembro con cinta aislante a su pierna y montar en bicicleta estática. El movimiento del pedaleo haría el resto. Aunque no la había llevado a término todavía, la tenía que perfeccionar…

Según un estudio de la Universidad de Estatal de Ohio, los hombres piensan en sexo 19 veces al día. Me parece a mí que en Ohio los hombres cogen poco el metro… Feliz San Ballentine's..

10 comentarios:

  1. Técnicas autoamatorias, la palabra es buena. Quizás ponerla en práctica conlleva unos sacrificios, como pasar un rato entre hielos y croquetas congeladas hasta decir: "ésta mano ya no es mía" y lo gélida que tiene que ser la imaginación para autoconvencerse de que eso tan frio que acaricia es la mano de una nórdica posandose en una barandilla...
    Feliz día... saltarina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una barandilla????? Diossss Buzzzzz deberías cambiar de profesión pero ya! jajaja

      Eliminar
  2. Jajaja pero qué amigos más raros tienes Jairaki, aunque es un versado en toda clase de técnicas, cuál más extravagante, para su satisfacción intima, y al parecer exitosa. Deberías no bajar la guardia a su lado, no sabe uno lo que puede estar pensando cuando te observa, o qué parte de tus agiles y precisos movimientos le estará ejercitando su desarrollada imaginación. Yo mantendría unas medidas de seguridad, distancia, para curarme en salud, aunque eso supondría que tendría de ti una visión más global y con ello más puntos donde “abstraerse en esos detalles”. Supongo que en S. Valentín, el mismo se hará el regalo, la verdad es que ser autónomo tiene muchas ventajas, ni discutes, ni los consabidos dolores de cabeza, ni separaciones, etc, se autoabastece uno mismo, ¿será lo qué nos espera en el futuro?
    Caballero Buzz me he partido de risa con ese humor tan sutil tuyo.
    Un abrazo a ambos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy autónomo en eso del amor... me ha encantao :)

      Eliminar
  3. Demasiada excitación acumulada la de tu amigo...Algunas pinceladas de sado, tambien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me hizo creer que era una cosa general. Debe ser de él y los varones Ohio of course!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Cuanta razón en una sola palabra... hombres :)

      Eliminar
  5. ¡Oh! Esto me ha dejado confuso:"Desde meter la mano en el congelador para que se le quedase medio dormida y no sentir que era suya" No me explico que se puede haya placer con la mano congelada en la brageta. Además, todo el mundo sabe que lo que mejor funciona para eso es sentarte encima y esperar a que se duerma...
    Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Malvado. Le explicaré la técnica a mi amigo que por lo sencilla igual no kla ha probado! a la cama no te irás sin saber una cosa más :)

      Eliminar

Cuéntate algo...