domingo, enero 29, 2012

Robo...

Al cumplir los 18 años, una de las primeras cosas que recuerdo haber hecho fue hacerme donante de ojos. Ese mismo día me robaron la cartera, con el flamante carnet de donante dentro. Igual fue una premonición.

Muchos años después, volví a acordarme del robo y del desaparecido carnet, cuando me dieron la mala noticia de mis quistes en la retina. Ya daba igual llevar o no conmigo el carnet de nada serviría, pero en alguna oficina estarían mis datos y sería un mal trago para mi familia que cuando hubiese estirado la patica viniesen a buscar mis ojos y tenerles que decir que esos ojos no servían, que ya no veían. Pero no es verdad. En una de las visitas a mi médico se lo pregunté y en verdad sí que valdrán. Si cuando me llegue la hora, mi retina estuviese tan degenerada que no me permitiese ver nada lo que se aprovecha es la córnea y esos ojos inútiles para mi todavía podrían dar vista a una persona o a dos. Me alegré ante la perspectiva de dar luz a alguien y también de no tener que hacer papeleos para cancelar la donación y dejar las cosas como estaban. Donante.

Aunque tal y como están las investigaciones sobre células madre y los resultados positivos que han publicado esta semana es también muy probable que consigan frenar la distrofia y pueda acabar mis días viendo. Modo esperanza ON.

6 comentarios:

  1. Anónimo10:28 p. m.

    Así me gusta!!! ON siempre, que no es fácil, si no, acuérdate de un tal Emilio Duró, y si no de los que te rodeamos que tenemos muchas ganas de que nos sigas viendo, aunque solo sea para criticar o decir que esos zapatos no pegan con el vestido jejeej un besasoooo
    Anabelish

    ResponderEliminar
  2. Animo que tu puedes, y lo ultimo que se pierde es la esperanza, tu sabes mejor que nadie los avances de la medicina en todos los campos, de todo corazón,
    Norberto (barbas)

    ResponderEliminar
  3. Animo que tu puedes, y lo ultimo que se pierde es la esperanza, tu sabes mejor que nadie los avances de la medicina en todos los campos, de todo corazón,
    Norberto (barbas)

    ResponderEliminar
  4. No si de esperanza y esas cosas voy sobradilla :)

    ResponderEliminar
  5. Volvió la Jairaki que yo conocía y quiero!!!! No te vuelvas a ir Nunca Más!!!!! Besicos y monetes

    ResponderEliminar
  6. Como el dolor, la esperanza no es eterna, pero si siempre estuviéramos de subidónnn no habría con qué comparar! Muchos muchos besotes y a ver si te vuelves a escapar o tendré que fugarme a Logroño ;)

    ResponderEliminar

Cuéntate algo...